Blockchain y criptomonedas explicados de forma simple

La tecnología blockchain y de las criptomonedas explicadas

Entienda lo que significa blockchain y el universo de las criptomonedas de forma simple. Desde el lanzamiento del Bitcoin en 2009, las criptomonedas han sido uno de los temas más frecuentes en internet y también entre los inversores.

Entre los factores que llevaron al aumento del interés en las criptomonedas está, por ejemplo, el aumento del valor del Bitcoin (BTC). Además, otras criptomonedas han tenido una gran valorización en el mercado en poco tiempo.

Antes de invertir en criptomonedas

Tal como sucede con varias tecnologías nuevas, poco (o nada) conocidas, la fascinación es muchas veces más grande que el hecho en sí mismo. Esto es aplicable al mundo de las criptomonedas. En consecuencia, este texto es ideal para aquellas personas que se encuentren interesadas en las criptomonedas, sean inversores o personas que quieran invertir en activos digitales.

Pero antes de realizar cualquier inversión es necesario informarse bien al respecto. Para tener éxito en el mercado de activos digitales y que sea rentable, es fundamental no confiar en el marketing excesivo ni en los rumores en épocas de expansión. Es necesario contar con un conocimiento adecuado para poder evaluar las oportunidades y riesgos y así evitar caer en el “cuento del vicario”, muy difundido en esta área.

Nociones básicas sobre criptomonedas

La utilización de una moneda se basa en el concepto abstracto de valor monetario. El llamado dinero de commodities tiene un valor intrínseco basado principalmente en el valor de uso directo de los ítems negociados.

Concretamente, podemos considerar como ejemplos más próximos a la realidad criptográfica a algunos productos que poseen un valor variable en el mercado. Tal es el caso de las materias primas, que son negociadas mediante los commodities.

Un desprendimiento más moderno es la considerada moneda legal-fiduciaria. Esa moneda, tiene variación en su valor de acuerdo con un consenso. El mismo ocurre en el momento en que todas las personas y entidades involucradas en el respectivo sistema económico concuerdan, implícita o explícitamente, sobre cuestiones relacionadas al valor monetario que son representativas de un bien o mercaderías.

En las monedas de hoy en día, la aplicación de esta convención es generalmente realizada por una autoridad central, como por ejemplo, el banco central o centrales del respectivo gobierno. En algunos casos, esa tarea es asumida también por un banco privado.

Las Criptomonedas adoptan un enfoque radicalmente diferente. Ellas se diferencias de las monedas tradicionales por medio de varios recursos como:

Descentralización

El valor de la criptomoneda no es gestionado ni impuesto por una entidad central, sino como resultado democrático de los intereses económicos de todas las partes involucradas en una red descentralizada de agentes tratados de forma igualitaria.

Bajo potencial de error

Garantiza la exactitud, estabilidad y seguridad mediante protocolos y algoritmos, en lugar de control de pagos por parte de los gobiernos o bancos.

Anonimato

Se refiere al anonimato relativo a los usuarios de la criptomoneda.

Creación dinámica de valor

El valor es creado en forma dinámica por el propio sistema monetario y el aumento de la cantidad de dinero disponible a una tasa razonable.

Esas metas son alcanzadas por las criptomonedas con medios sorprendentemente simples, utilizando procedimientos criptográficos y protocolos sofisticados. Pero, ¿cómo funciona un sistema de estas características?

Conceptos básicos de blockchain

Las criptomonedas utilizan un concepto antiguo para implementar operaciones de pago: la contabilidad de doble entrada. Básicamente, tal sistema consiste en el registro de todas las transacciones contables en un libro. Informaciones tal como fecha, hora, usuarios involucrados y el valor de reserva (débito o crédito) son archivadas en la blockchain de las criptomonedas.

Siendo de esta forma implementado de forma electrónico, el “libro” más comúnmente llamado Blockchain, es un archivo informático que almacena y administra todos los nodos de una red par a par (peer-to-peer). En verdad, la blockchain se compone de una serie de bloques de datos desde los cuales se insertan las reservas y de ahí deriva el nombre en inglés “blockchain”.

Una transacción segura entre dos personas vía blockchain

Los ordenadores que componen los nodos de la red son gestionados por los llamados mantenedores. Los usuarios de la criptomoneda no precisan necesariamente ser ellos mismos los mantenedores. Los usuarios pueden acceder a la red solamente como clientes y realizar transferencias, por ejemplo. A nivel ejemplificativo, lo más básico que puede realizarse son las transacciones simples de pago entre dos usuarios de una moneda encriptada, conforme se muestra a continuación.

Digamos que Alice quiere transferir cinco unidades monetarias para Roberto, su amigo. Para que esto ocurra, Alice envía al cliente un mensaje electrónico conteniendo todos los datos de la reserva para todos los nodos de la red. Así, se agrega la nueva reserva al respectivo archivo blockchain y puede ser vista por todos los suscriptores de la red.

Sin embargo, hay algunos problemas con este proceso: ¿cómo Alice puede permanecer anónima e identificarse claramente como participante de la red? ¿Cómo se certifica que Alice no reservó el mismo valor en forma fraudulenta?

En un ambiente descentralizado y ampliamente anónimo como es Internet, no existe ninguna autoridad de control para garantizar la exactitud de esa contabilidad. Además, los usuarios no pueden confiar en la integridad de los otros participantes. Aquí es cuando entran en acción los procedimientos criptográficos, a los cuales las criptomonedas deben su nombre de origen.

Anonimato, Identificación y Exactitud: Criptografía

Cuando Alice ingresa a la red criptográfica de su elección, ella no lo hace con su verdadero nombre, sino que utiliza un apodo, por ejemplo. Alice puede usar generalmente una secuencia aleatoria de letras y números. Dicha secuencia no debe ser fácilmente asociada a ella y tampoco adivinable por alguien. Para garantizar que sus instrucciones de reserva realmente procedan de ella, las debe firmar, no con una firma real sino con una firma criptográfica.

De ese modo, se crean un par de llaves: una privada (llave privada) que solamente Alice posee y una llave pública de acceso para todos. Así solamente Alice puede encriptar su reserva con una firma digital y los demás participantes pueden verificar que realmente ella fue la creadora. Cada firma es única y por lo tanto puede ser atribuida de modo inequívoco no solamente a su actor sino también a la respectiva transacción.

Otro problema es la sincronización de la transacción que no pueda ser verificada por firma digital. En un banco tradicional, por ejemplo, las reservas son realizadas en el orden en que son recibidas. El crédito existente no puede ser transferido dos veces en distintas transacciones. Una vez que el saldo disponible queda en descubierto, la transacción es interrumpida y la verificación se cae. Sin esa instancia de control, la orden cronológica de los lanzamientos debe ser determinada de manera diferente y la criptografía también es utilizada en eso.

Una transferencia pendiente de confirmación de datos vía blockchain

La transferencia de Alice para Roberto es consignada como “pendiente” en la red. Otros usuarios pueden seleccionar tales reservas pendientes e intentar resolver un enigma matemático. El contenido de este rompecabezas es resolver un problema de informática intensivo, en la mayoría de los casos, adivinando una hash sum.

El esfuerzo necesario para eso, garantiza que los usuarios puedan preferir tantas transacciones como deseen. Ellos aún pueden generarlas en el sistema en cantidades mucho más grandes. También, se habla de una prueba de trabajo– “Proof of Work – PoW”. Aquellos que primero realizan esa prueba de trabajo en la transacción de Alice, se suman a la “cadena de transacciones” y son “recompensados” por su trabajo. De este modo, se suma también una de sus propias transacciones a la cadena de transacciones resuelta.

El procedimiento de “Proof of Work“también puede garantizar la exactitud de la blockchain. Al agregar nuevos lanzamientos a la cadena de transacciones, esa nueva entrada es vinculada matemáticamente a las entradas más antiguas. Esa combinación crea una cadena (de ahí los nombres Blockchain y Transaction Chain) que hace imposible manipular nuevas entradas sin comprometer a toda la blockchain.

Como los mantenedores están constantemente realizando el trabajo en la red, todo el proceso es semejante a una investigación. Esto permite que todos los  participantes concuerden con una versión correcta de blockchain. La cantidad de trabajo que se necesita realizar para una Prueba de Trabajo también garantiza que nadie pueda influenciarla, perjudicando al sistema. En definitiva, la prueba de trabajo también forma la base para la creación de valor en el sistema, conocido como la minería.

La minería de criptomonedas

Cada vez que un mantenedor emite una prueba de trabajo y agrega una nueva transacción a la cadena, dicho mantenedor recibe una cierta cantidad acreditada en su cuenta. Esa cantidad es pura y matemáticamente generada a partir de la nada misma y aumenta la cantidad total de la criptomoneda disponible.

Este proceso de adición de valor es llamado “minería” en el caso de tokens digitales. Desde el punto de vista del sistema, el mantenimiento, o sea, la contabilidad y la verificación de la blockchain es la tarea principal de los mantenedores.

Para la mayoría de ellos, la minería es probablemente la principal motivación para sus esfuerzos. El grupo de mantenedores es similar al de los mineros. Como el costo de la minería es bastante considerable, la distribución se encuentra limitada a un nuevo valor monetario y evita la inflación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.